1 nov. 2017

Anna Ajmátova - Rey de ojos grises


Anna Ajmátova - Rey de ojos grises


Gloria a ti, dolor inconsolable!
Ayer murió el rey de ojos grises.

En la tarde otoñal sofocante y púrpura,
mi esposo regresó y dijo con voz calma:

«¿Sabes?, lo trajeron de la cacería…
Encontraron su cuerpo junto a un viejo roble.

¡Me da pena la reina, la pobre, tan joven…!
En una sola noche blanquearon sus cabellos».

 Tomó su pipa de la chimenea
y salió a su trabajo nocturno.

Y yo fui y desperté a mi hija
y miré en sus ojos grises.

 Bajo mi ventaja susurraba al álamo:
«Ya no pisa la tierra tu rey…»


Tsárskoye Seló, 11 de diciembre de 1910