Mostrando las entradas con la etiqueta Poesía. Mostrar todas las entradas

29 jun. 2015

Alejandra - Documental sobre Alejandra Pizarnik - (2013) - Calidad HD

No hay comentarios. :

ALEJANDRA - 102' - Documental sobre Alejandra Pizarnik - (2013) - Calidad HD. from Ernesto Ardito y Virna Molina on Vimeo.


Un film de Ernesto Ardito y Virna Molina

Documental que narra la vida de la poeta argentina Alejandra Pizarnik. 

Dirigido y producido por Ernesto Ardito y Virna Molina.

SINOPSIS
Con un lenguaje intimista y sensorial, el film narra la vida de la poeta argentina Alejandra Pizarnik,desde los principales conflictos que fueron dejando una profunda marca en su obra
y bajo el contexto de ruptura vanguardista de los años 60’ y 70’. La puesta sumerge al espectador en el universo interno de Alejandra, para comprenderla desde su núcleo creativo y humano.
Así, sus diarios personales, sus cartas, sus poemas, el relato de sus amigos y familiares; son la herramienta que arrojan pistas sobre el misterioso camino que la llevó a su autodestrucción.
Hoy, luego de su muerte y tras ser censurada por la dictadura, fue redescubierta por las nuevas generaciones, quienes la convirtieron en un mito, siendo la poeta argentina más leída.

CREDITOS
Dirección y Producción: Ernesto Ardito y Virna Molina
Guión, Cámara, Montaje, Sonido: Ernesto Ardito y Virna Molina
Producido por: Canal Encuentro / Virna y Ernesto
En la voz de Alejandra Pizarnik: Vanesa Molina
Elenco: Carmela y Jerónimo Direse Rojo, Isadora y Nika Ardito.
Entrevistados: Myriam Pizarnik, Cristina Piña, Ivonne Bordelois,
Roberto Yahni, Antonio Requeni, Fernando Noy, Mariana Enriquez.

LOS DIRECTORES
Ernesto Ardito y Virna Molina son cineastas argentinos, ganadores de 30 premios internacionales.
Directores de los films Raymundo (2003), Corazón de Fábrica (2008), Nazión (2011), Alejandra (2013), Moreno (2013), El futuro es nuestro (2014)
Y de los telefilms para canal Encuentro, sobre las vidas de Alejandra Pizarnik, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Maria Elena Walsh, Paco Urondo y Raymundo Gleyzer.

Descarga: Raymond Carver - Todos nosotros. Poesía reunida

No hay comentarios. :

Descarga: Raymond Carver - Todos nosotros. Poesía reunida

«Carver no escribe poesía de manera circunstancial entre relato y relato, más bien al revés: la poesía es para él un cauce espiritual del que se desvía para escribir sus relatos», afirmaba su viuda, la poeta Tess Gallagher, en el prólogo de la edición original de All of us, la poesía completa del genial escritor norteamericano publicada en Londres en 1997, nueve años después de su muerte. Todos nosotros, presenta ahora por primera vez ante el lector español una amplia recopilación de esta obra poética, que incluye los cuatro libros publicados por Raymond Carver, tres en vida y uno póstumo, dos de ellos inéditos en España. Una muestra que desvela con singular intensidad la variedad de registros del poeta y que repasa la peripecia vital de un Carver inquietante. Todos nosotros es un libro deslumbrante que dejará al lector emocionalmente exhausto.

19 jun. 2015

Descarga: Edgar Allan Poe - Poemas, con prólogo de Rubén Darío

No hay comentarios. :

Descarga: Edgar Allan Poe - Poemas

Conocido por sus cuentos, novelas y ensayos filosóficos, Edgar Allan Poe es fundamentalmente un poeta. Para Poe, un poema es el producto de la combinación de una intuición pura y de la elección consciente, minuciosamente calculada, de los elementos que lo componen. La producción poética de Poe se destaca por su impecable construcción literaria y por sus ritmos y temas obsesivos. Su obra refleja la influencia de poetas ingleses como Milton, Keats, Shelley y Coleridge, y su interés romántico por lo oculto y lo diabólico, al estilo del español Gustavo Adolfo Bécquer.

Este volumen recoge toda la obra poética de este genial autor, donde es posible reconocer la más exquisita fibra del romanticismo. La melancolía, el amor etéreo, las ruinas prodigiosas, el eco de los muertos, son algunos de los motivos que salpican estas páginas donde el arrebato ofrece su más intenso misterio.

13 jun. 2015

Descarga: Fernando Pessoa - Odas de Ricardo Reis

No hay comentarios. :

Descarga: Fernando Pessoa - Odas de Ricardo Reis

Fernando Pessoa hizo nacer a Ricardo Reis, el autor de las Odas, en Oporto en noviembre de 1897 y sobrevivió a su creador (según José Saramago, Ricardo Reis regresó a Portugal a bordo del barco inglés Highland Brigade, en el que ha viajado desde Brasil). Educado con los jesuitas, llegó a ejercer la medicina en Brasil, a donde se exilió como monárquico. Amigo de Álvaro de Campos y de Alberto Caeiro, heterónimos como él de Fernando Pessoa, no conoció, sin embargo, a éste último, quien nos recuerda la educación latinista del Doctor Reis, así como su afición por el mundo griego: («Debe haber en el poema más pequeño de un poeta algo en lo que se note que existió Homero. La novedad en sí misma nada significa, si no hay en ella una relación con lo que le precedió. Ni siquiera hay novedad si esa relación no existe…»).

10 jun. 2015

Descarga: Roberto Juarroz - Poesía vertical, antología esencial

No hay comentarios. :

Descarga: Roberto Juarroz - Poesía vertical, antología escencial

La poética de Roberto Juarroz ha descubierto un horizonte infinito y lo ha puesto de pie, lo ha hundido, vertical, en las alturas. Sus poemas insisten en el espíritu como un suave pero contundente golpeteo que aviva las formas rutinarias de nombrar lo que hay y que, como una llamada en el hombre, alerta sobre las otras formas de nombrar lo que hay, las que no existen y que él crea, como también crea cuando nombra lo que antes no estaba allí, no era.

El oficio de la palabra,
mas allá de la pequeña miseria
y la pequeña ternura de designar esto o aquello,
es un acto de amor:
crear presencia.

Antologizar en nombre de alguien, es otra versión del “oficio de la palabra” que presupone siempre un duro ejercicio de transacción entre diversas alternativas posibles que se nos imponen en toda su complejidad como un algoritmo, para señalarnos tantálicamente los caminos no tomados.

9 jun. 2015

Descarga: Charles Baudelaire - Las flores del mal (trad. M. J. Santayana)

No hay comentarios. :

Descarga: Charles Baudelaire - Las flores del mal (trad. M. J. Santayana)

Las flores del mal es uno de los primeros y más grandes testimonios artísticos de los temores, pasiones y contradicciones que atenazan al hombre moderno, tironeado por impulsos encontrados, nostálgico de un viejo orden que sin embargo hace todo lo posible por derribar. Manuel J. Santayana nos ofrece una traducción memorable, que recrea con espléndida musicalidad el metro y las rimas del original y nos ofrece un Baudelaire para el nuevo siglo: vital y decadente, sentencioso y profético.

Un clásico indispensable.

6 jun. 2015

Descarga: Jacobo Fijman - Obra poética 2: Estrella de la mañana. Poemas dispersos

No hay comentarios. :

Descarga: Jacobo Fijman - Obra poética 2: Estrella de la mañana. Poemas dispersos

Continuando con la reedición de la obra poética de Jacobo Fijman, se ofrece aquí su tercer y último libro, Estrella de la mañana, fechado en 1931, adonde su escritura asume una luz definitiva. Su espesor devocional afluye acorde a su condición de «místico en estado puro» pues en Fijman, cabe aclararlo, la mística no es sumisión a un sistema sino explícita sed de lo sagrado primordial.

También se incluyen aquellos de sus poemas hasta ahora dispersos en publicaciones literarias hoy inencontrables, vívida síntesis de las largas décadas de reclusión en el hospicio.

La rebelión en Fijman, por la que fue castigado, es de índole sensible, del orden de lo espiritual. No está dirigida sino hacia la transformación interior. La iconografía que despliega este judío converso o este cristiano primitivo, no exento de vínculos, a través de su recurrencia simbólica, con la denominada Tradición Unánime no hace las veces de decorado para la afirmación moral de una creencia, sino que se hace objeto de un verdadero canto celebratorio.

Es que la poesía de Jacobo Fijman, insólita como todas aquellas de la interioridad, conlleva el sino franciscano de la plegaria: canta para el alma, dedicada al aspecto inefable de la experiencia humana, aunque, por eso mismo, con real carnadura. Como sugiere Carlos Riccardo en su breve pero sentido prólogo a esta edición, Fijman «bordea el misterio del alumbramiento, en el que la sustancia renace en la esencia, cuerpo de luz; punto de nada donde la gracia toca… contemplación absorta de sentido».

5 jun. 2015

Descarga: Antonio Machado - Poesías completas

No hay comentarios. :

Descarga: Antonio Machado - Poesías completas

Poesías completas recoge toda la trayectoria poética de Antonio Machado: el inicial modernismo intimista de Soledades, Galerías y otros poemas se aprecia en composiciones dedicadas al amor, al paso del tiempo, la soledad, la infancia perdida, los sueños… y también en el uso de símbolos (la tarde, el camino, el otoño, la fuente…). El subjetivismo de la etapa anterior se verá sustituido por el interés hacia el hombre y el mundo circundante de Campos de Castilla, entroncando así con la Generación de 98, a través de temas como el paisaje castellano y sus gentes, el problema de España y la revisión melancólica de la historia. El siguiente poemario de Machado, Nuevas canciones, no es ya una obra unitaria: reúne elementos distintos temáticamente y distantes en el tiempo: se trata, en general, de composiciones breves, a veces descriptivas, a veces sentenciosas y de un aire más popular. Después, Machado ya no editará ningún poemario, aunque publicará algunas poesías sueltas en revistas e incluirá diversos poemas en su obra en prosa.

Descarga: Jacobo Fijman - Obra poética 1: Molino rojo. Hecho de estampas

No hay comentarios. :

Descarga: Jacobo Fijman - Obra poética 1: Molino rojo. Hecho de estampas

Olvidado en vida por la mayor parte de sus contemporáneos, declarado «insano mental», recluido en un hospicio famoso por la insalubre condición en que deben sobrevivir los pacientes, Jacobo Fijman puede soportar con altura la comparación con ese otro mártir de la poesía contemporánea, Antonin Artaud. En ambos la palabra adquiere una nitidez que traspasa el juicio. Pero si en Artaud la poesía es punzante, dolorosa denuncia, herida hasta la crispación, en Fijman puede escucharse un llamado a la más honda intimidad, deslumbramiento para el que es esencial la inocencia, a través de una música entre simbólica y celebrante.

La conmoción poética de Fijman no deriva de lo que para muchos fuera su demencia y para él ese «camino más alto y más desierto» sino del ethos implícito en su entrega sin atenuantes a esa mística cruda que supo inaugurar y explorar, cuyo tono devocional da a luz una erótica espiritual inspirada, y, por lo tanto, capaz de inspirar traspasando todo afán meramente literario.

Fijman había nacido en Besarabia, Rusia, hoy Rumania, en 1898, y falleció en el hospicio, adonde permaneció casi veinte años, en Buenos Aires, en 1970. Su palabra poética es la de un excluido de la polis, un evadido hacia lo auténtico. Sus poemas son oraciones de un indagador más allá de los dominios del buen sentido. Fijman salió muy pronto del territorio estético de sus contemporáneos; la ciudad lo condenó y partió al desierto. En esa extensión sin asidero de fronteras, que la mayoría ve desolada, recogió los frutos sin precedentes de su poesía.

En este volumen, primero de un díptico, se presentan los dos primeros libros de Fijman. Molino rojo y Hecho de estampas. El tomo 2, incluirá su tercer libro, Estrella de la mañana, y una recopilación de sus poemas dispersos.

4 jun. 2015

Descarga: E. E. Cummings - Poemas (edición bilingüe)

No hay comentarios. :

Descarga: E. E. Cummings - Poemas (edición bilingüe)

La poesía de Cummings constituye un esfuerzo denodado por hallar la expresión íntima, demostrando al lector la difícil transferibilidad de la experiencia poética. Hubo quien le reprochó la falta de eso que ha venido a llamarse «compromiso», así como la inamovilidad de su estilo. El primer reproche no es totalmente justo (aunque haya que reconocer que con nada estuvo comprometido en mayor grado que con la expresión). En cuanto a la fidelidad a sus propias fórmulas, no puede olvidarse que inició su labor con una dosis de personalidad que otros, los más, sólo alcanza a fuerza de ejercicio y años.

El traductor, Alfonso Canales, ha intentado dar una equivalencia en lengua castellana de los poemas de Cummings que se consideran más significativos, respetando en lo posible, no sólo el sentido, sino también su esquema plástico.

1 jun. 2015

Alejandra Pizarnik - Un ciclo de desdichas

No hay comentarios. :

Alejandra Pizarnik - Un ciclo de desdichas


Jueves, 14 de agosto

  Fui con mi madre a Avellaneda. Vergüenza y culpa por lo fácil que resulta contentar a mi madre. Pero no, no es fácil. Antes, es imposible entenderla.

  Anoche me auguraron un ciclo de desdichas que duraría hasta fines de este año. La culpa es de Saturno (¿o acaso dijeron Urano?) ubicado sobre Tauro. Sería tan fácil creer estos nefastos augurios. Puesto que mi soledad es, ahora, absoluta; puesto que trabajo con dificultades; puesto que no publico; puesto que gasté todo el dinero de la beca y pronto tendré que pedir o buscar un trabajo. (Es entonces cuando sobrestimaré mi vida actual, exenta de todo horario, de todo compromiso.)

  Otras inquietudes: ¿por qué Elizabeth telefoneó a Silvina y por qué S. se interesó por ella?, ¿qué pasará con la promesa de F. de presentarme a esa «dama tan refinada» como en mis mejores sueños edípicos?, ¿y yo, acaso no cerré esa posibilidad llamando anónimamente?, ¿y por qué terminó tan brutalmente el incipiente encuentro con Martha?, ¿qué le desagradó en mí o (mejor) qué me desagradó en ella?, ¿y por qué D. no me telefonea más?

  ¿Estas preguntas delimitan una crisis en mis relaciones con los amigos y conocidos? Creo que lo mejor que puedo hacer es no hacer nada. Salidas y encuentros casuales y el resto a solas. No voy a remendar la tela del dulce encuentro. Y pienso en D., quien se ha portado traidoramente (por ella mi exaltación por V. y, luego, por M.). No le guardo rencor a D. (la única persona peligrosa sería Elizabeth, pues soy su rival más fuerte).

  Quiero decirme o disuadirme acerca de la falta de sentido de mis relaciones con la gente. Quiero hacerme comprender que sólo si termino «la obra» y si reescribo los poemas (el i. musical) mi vida tendrá algún sentido.

  Lecturas: Jarry, La vida es sueño.


En Diarios
Cuaderno de agosto de 1969 a abril de 1970

30 may. 2015

Descarga: Walt Whitman - Hojas de hierba & Selección de prosas

No hay comentarios. :

Descarga: Walt Whitman - Hojas de hierba & Selección de prosas

Hojas de hierba es la gran epopeya americana y una de las grandes epopeyas de la literatura universal: con una voz tan vigorosa como sutil, canta el nacimiento de los Estados Unidos y su desarrollo como nación. Sus poemas recogen la bullente diversidad del país, sus heterogéneos pobladores y sus paisajes inabarcables, y su carácter indómito, irreverente, exento de artificios. Es una épica democrática, que arrumba los viejos principios de las sociedades europeas y las igualmente viejas estéticas que los ensalzaban, y proclama las esperanzas y necesidades del Nuevo Mundo, donde ricos y pobres, hombres y mujeres, blancos y negros, están llamados a ser libres e iguales, y los afectos imperan sobre los intereses. Pero Hojas de hierba es también el retrato de una persona, Walt Whitman, que vierte sus pasiones singulares y sus anhelos más íntimos en sus páginas: «Esto no es un libro: / quien lo toca, toca a un hombre», escribe en un poema tardío. El amor por la naturaleza, la fuerza de su erotismo, la turbulencia de la vida en Nueva York y el abrumador ímpetu musical de su voz encuentran un eco dilatado en los poemas del libro. Para Harold Bloom, Whitman constituye el centro del canon norteamericano, porque toda «voz que en nuestra literatura contemporánea se alza en soledad, herida o estoica, tiende a asumir tonalidades whitmanianas».

28 may. 2015

Descarga: Gayo Valerio Catulo & Albio Tibulo - Poemas & Elegías

No hay comentarios. :

Descarga: Gayo Valerio Catulo & Albio Tibulo - Poemas & Elegías

Este volumen reúne los versos de dos de los tres grandes poetas elegíacos romanos (el otro es Propercio). Catulo (Verona, h. 84-h. 54 a. C.) fue, además, el creador de este género. De familia rica, viajó en su juventud a Roma, donde se introdujo en los círculos literarios de los que darían en llamarse neotéricos o novi poetae («nuevos poetas»), quienes tomaron como modelos no a sus antepasados romanos, sino a Calímaco y a los poetas griegos helenísticos, así como a líricos de siglos anteriores como Safo. Lo poco que sabemos de él es lo que revelan sus poemas, y lo principal de esto es su tempestuosa y apasionada relación con una mujer casada y bien situada, a la que se dirige con el nombre de Lesbia, pero que debió de llamarse Clodia en realidad. Catulo le dedica veinticinco poemas que abarcan todas las variantes del proceso amoroso, con múltiples y extremados altibajos. Estos poemas son los que más se recuerdan de su producción, que también incluye piezas de índole diversa (incidentes de la vida diaria, sátiras, críticas políticas, epitalamios…).

Albio Tibulo (h. 55-19 a. C.), al parecer un importante caballero romano, se distinguió también en el cultivo de la poesía elegíaca. Amigo de Horacio y Ovidio, compuso dos libros de elegías, predominantemente amorosas, dedicadas a Delia (pseudónimo de Plania), a un muchacho (Marato) y a una chica (Némesis). Tibulo exaltó el amor romántico y apasionado, así como la bondad de la vida en el campo, y dedicó varios versos a su amistad con el gran político M. Valerio Mesala Corvino (al que probablemente acompañara en varias campañas). Su poesía pone de manifiesto delicadeza de sentimientos, cultura sin ostentación y buen gusto, así como un fino sentido del humor.

Descarga: Omar Jayyam - Rubaiyat

No hay comentarios. :

Descarga: Omar Jayyam - Rubaiyat

La poesía de Omar Jayyam (tambien Omar Khayyam) ha hecho fortuna en occidente, acaso, de manera especial, porque a diferencia de los demás poetas persas, Khayyam prescinde de modo casi absoluto de la complicada retórica, las metáforas alambicadas y los símbolos frondosos que proliferan en la literatura iraniana. Espíritu sincero y directo, preocupado objetivamente por los problemas concretos de la vida, adopta la forma poética conocida con el nombre de robaiyat, cuya brevedad no consiente floreos retóricos cuando se trata de «decir algo». Su poesía fue introducida con éxito en Occidente a través del poeta irlandés Fitzgerald, a pesar de las variaciones por él introducidas en la versión inglesa. Pronto se sucedieron las traducciones a todos los idiomas cultos, basadas en colecciones de robaiyat más o menos atribuibles a Omar Khayyam. Los ciento sesenta y nueve que se incluyen aquí parecen ser los más indubitablemente atribuibles a Khayyam, de acuerdo con el criterio del orientalista francés Franz Toussaint, y bastan por sí solos, evidentemente, para ofrecer una visión total del pensamiento de su autor.

19 may. 2015

Descarga: Luis Cernuda - Ocnos

No hay comentarios. :

Descarga: Luis Cernuda - Ocnos

Ayer, el recuerdo, Sevilla; hoy, el inmenso dolor por una España despedazada; mañana… todas las preguntas «suspensas en el aire, tal la nube que oculta un dios». Nostalgia y esperanza componen la poesía en prosa de esta significativa obra —autobiografía lírica que refleja una experiencia existencial— escrita desde el exilio.

18 may. 2015

Descarga: Rainer María Rilke - Las elegías de Duino

No hay comentarios. :

Descarga: Rainer María Rilke - Las elegías de Duino

Las Elegías de Duino es la obra más importante de Rilke. Suma poética articulada y completa, constituye su itinerario poético concluido, la aventura de la interiorización de la realidad entera. 

14 may. 2015

Descarga: Federico García Lorca - Poesía completa

No hay comentarios. :

Descarga Federico García Lorca - Poesía completa

Esta edición recoge la producción esencial de Federico García Lorca, aquella que fue el centro de su actividad creadora y contó con su autorización o con su visto bueno, salvadas algunas y accidentales excepciones. En esa confianza ponemos al alcance del lector la poesía completa del gran poeta español.

Alejandra Pizarnik - No espero nada salvo sufrir menos

1 comentario :

Alejandra Pizarnik - No espero nada salvo sufrir menos


Martes, 21

  Soñé con M. L. Yo estaba encinta y ella me consolaba. Yo lloraba como un niño recién nacido. Al despertar pensé que de alguna manera yo he muerto el 28 de septiembre del año pasado. Ese día representé mi nacimiento para anularlo. También pensé en el daño que me hizo M. L. Pero ¿quién no me hizo daño? Quisiera terminar hoy el artículo de C. C. S.

  Me queda muy poco tiempo de vivir. No espero nada salvo sufrir menos, cobrar algo de indiferencia. Extraña relación con C. C. No es extraña, es simplemente una reiteración más. Deseo que no me escriba para sufrir por su silencio. Mejor dicho: para que sepa que sufro por su silencio.

  Días pasados pensé: estoy sola pero soy libre. Luego me olvidé de seguir consolándome con este prejuicio. Nada mejor que la resignación, la aceptación. Pero estoy muy mal. No sé en qué descansar. Todo me es razón de espanto. Y cuando no es de espanto es de rechazo. Todo me rechaza. No deseo estar viva ni deseo suicidarme. Hace poco tiempo que la muerte está en mí. Me horroriza. Antes no, antes yo era candorosa. ¿Cuándo es antes? Antes del retorno a Buenos Aires. Mi descubrimiento más siniestro fue saber que aún puedo sufrir por causas nimias. En París no era así. Comparada con la de aquí, mi manera de vivir, en París, era magnífica. Y yo que le atribuía tantos términos infernales. Curioso: todo puede ser peor, con un poco de tiempo todo puede llegar a ser peor.

  ¿Qué necesidad tengo de saber rimar como Pound? ¿Para qué querrá danzar la paralítica? Ante todo: caminar. Esto es: decir. (¿A quién?) Pero no. Ante todo el verso de Artaud: Il fallait d’abord avoir envie de vivre.


Cuaderno de Buenos Aires de 1964 a 1968
En Diarios

23 abr. 2015

Juan Gelman – Medidas

No hay comentarios. :

Juan Gelman – Medidas


El abuelo me mira desde
la foto de siempre, me mira
desde el fondo de Rusia y otras desgracias.
Desde el ghetto me mira. Dicen que
escribió una carta a Dios para
que inundara las casas de trigo,
de vino y de pan ázimo en Pascua,
y ató la carta a la pata de un pájaro
que voló de país en país buscando el cielo.
Me mira con las ojeras lentas
de quien veló el espanto. Nunca
me levantó en sus brazos. Nunca
lo tuve, nunca
me tuvo, nunca
es la palabra entre los dos. Quiso
que la verdad paseara por la calle
y la cubrió con una máscara
para que la quisieran.
Esa máscara es su rostro en la foto.
Le habrá pedido a Dios que no
borre ni escriba nada porque
todo podía ser peor. La foto
está enferma, levanta
una humareda de brazos que no se encontrarán.
Empoza su linaje y
 me sigue como un perro.

En Valer la pena (1996 – 2000)
Imagen: Ricardo Gutiérrez


Dylan Thomas – Sobre todo cuando el viento de octubre

No hay comentarios. :

Dylan Thomas – Sobre todo cuando el viento de octubre


Sobre todo cuando el viento de octubre
el pelo me castiga con sus dedos de escarcha,
preso en el sol exasperante, marcho ardiendo
y tiro hacia la tierra un cangrejo de sombra,
a la orilla del mar, cuando oigo el alboroto de los pájaros
y oigo la tos del cuervo en los bastones del invierno,
mi atareado corazón que mientras habla tiembla
vierte el silabeo de su sangre y agota sus palabras.

Encerrado también en una torre de palabras
trazo en el horizonte que anda como los árboles
las siluetas verbales de mujeres, y las filas de niños
con sus gestos de estrella sobre el parque.
Algunas me permiten crearte de las hayas colmadas de vocales,
otras de las voces del roble, o desde las raíces
de múltiples comarcas espinosas te cuentan sus memorias,
otras me permiten crearte con los sermones de las aguas.

Tras un tiesto de helechos, el reloj oscilante
pronuncia la palabra de la hora, el sentido del nervio,
vuela sobre el disco imantado, declama la mañana
y cuenta al huracán en la veleta.
Algunas me permiten crearte con los signos del prado;
la hierba señalera que me relata todo lo que sé
traspasa el ojo con el invierno lleno de gusanos.
Algunas me permiten contarte los pecados del cuervo.

Sobre todo cuando el viento de octubre
(algunas me permiten crearte de hechizos otoñales
la de lenguas de araña y la colina resonante de Gales)
castiga a la tierra con puños como nabos
algunas me permiten hacerte de las palabras sin corazón.
El corazón quedó agotado, balbuceando en los remolinos
de la química sangre, advertido de la furia que avanza.
A la orilla del mar oye a los pájaros sombreados de vocales.

Traducción: Elizabeth Azcona Cranwell



Especially when the October wind

Especially when the October wind
With frosty fingers punishes my hair,
Caught by the crabbing sun I walk on fire
And cast a shadow crab upon the land,
By the sea's side, hearing the noise of birds,
Hearing the raven cough in winter sticks,
My busy heart who shudders as she talks
Sheds the syllabic blood and drains her words.

Shut, too, in a tower of words, I mark
On the horizon walking like the trees
The wordy shapes of women, and the rows
Of the star-gestured children in the park.
Some let me make you of the vowelled beeches,
Some of the oaken voices, from the roots
Of many a thorny shire tell you notes,
Some let me make you of the water's speeches.

Behind a pot of ferns the wagging clock
Tells me the hour's word, the neural meaning
Flies on the shafted disk, declaims the morning
And tells the windy weather in the cock.
Some let me make you of the meadow's signs;
The signal grass that tells me all I know
Breaks with the wormy winter through the eye.
Some let me tell you of the raven's sins.

Especially when the October wind
(Some let me make you of autumnal spells,
The spider-tongued, and the loud hill of Wales)
With fists of turnips punishes the land,
Some let me make of you the heartless words.
The heart is drained that, spelling in the scurry
Of chemic blood, warned of the coming fury.
By the sea's side hear the dark-vowelled birds.