Mostrando las entradas con la etiqueta Padma Sambhava. Mostrar todas las entradas

1 mar. 2007

Padma Sambhava (Libro tibetano de los muertos)

No hay comentarios. :
PLEGARIA DE TOMA DE REFUGIO ANTE TODOS LOS TERRORES DEL ESTADO INTERMEDIO

(Esta plegaria deberìa ser memorizada por las personas que se preparan para conducir su propia muerte)


Cuando se agote el impulso de mi vida,
y los seres queridos no puedan ayudarme más allá de este mundo
y deba vagar solo en el intermedio,
que los Budas pacíficos e iracundos ejerzan la fuerza de su compasión
y aclaren el denso humo de la oscuridad de la ignorancia.

Ahora que vago solo, apartado de mis seres queridos,
y todas mis visiones no son sino imágenes vacìas
que los Budas ejerzan la fuerza de su compasión
y detengan los terrores del intermedio provocados por el miedo y el odio.

Cuando las cinco luces de resplandeciente sabiduría aparezcan,
que desprovisto de miedo y con valentía pueda reconocerlas como yo mismo.
Cuando las formas de las deidades apacibles y furiosas se alcen,
que desprovisto de miedo y audaz pueda reconocer el estado intermedio.

Ahora que sufro por el poder de la evolución negativa,
que las deidades arquetípicas disipen ese sufrimiento.
Cuando la realidad retumbre con mil truenos,
que todos se transformen en el OM.

Cuando me siento arrastrado por la evolución sin recurso,
que las deidades apacibles y furiosas disipen mi sufrimiento.
Cuando sufro debido a los instintos evolutivos,
que el bienaventurado samadhi de la transparencia aparezca sobre mì.

Cuando nazco por aparición en la existencia intermedia,
que las dañinas profecías de perversos demonios no se hagan realidad.
Cuando llegue donde sea por el poder del pensamiento,
que los miedos creados por la evolución negativa no sucedan.

Cuando salvajes bestias de presa emitan sus feroces rugidos,
que se conviertan en el sonido del Dharma, OM MANI PADME HUM.
Cuando soy arrastrado por nieve, lluvia, viento y oscuridad,
que encuentre la divina visión de brillante sabiduría.

Que todos los seres del mismo orden en el estado intermedio
eviten toda rivalidad y migren hacia los estados elevados.
Cuando estoy hambriento y sediento de intensas adicciones,
que no sufra hambre, sed, calor ni frío reales.

Cuando contemple la copulación de mi padre y mi madre en la siguiente vida,
que los vea como al Señor de la Compasión Padre-Madre.
Conscientemente libre para escoger mi nacimiento, en nombre de los demás,
que obtenga el mejor cuerpo adornado con las señales y marcas.

Habiendo obtenido para mí mismo el mejor cuerpo vivo,
que todos los que me vean u oigan sean rápidamente rescatados.
Sin seguir evolución negativa,
que siga y desarrolle todos mis méritos existentes.

Donde quiera que nazca en cada vida venidera,
que vuelva a encontrar mi Deidad Arquetípica de esta vida
Que hablando y entendiendo desde el momento de mi nacimiento,
pueda tener la capacidad de recordar mis vidas anteriores.

Tenga conocimiento grande y pequeño, normal y variado,
que pueda comprenderlo todo sólo con oírlo o con verlo.
Que la buena suerte prevalezca en la tierra donde nazca,
y que todos los seres estèn dotados de felicidad.


Por la vasta compasión de los Omnibondadosos pacíficos e iracundos,
por el poder de la verdad de la perfecta realidad,
y por las bendiciones de los expertos tántricos resueltos a triunfar,
que pueda alcanzar aquello por lo que he recitado esta plegaria.


Padma Sambhava (Libro de la liberación mediante la comprensión en el estado intermedio)

Traductor y editor Robert F. Thurman, 1992
Barcelona, 2002

ISAÍAS GARDE, textos en transición

28 feb. 2007

Libro tibetano de los muertos. Segundo bardo

No hay comentarios. :
Recuerda:
Ahora vas a experimentar tres Bardos.
Tres estados de la pérdida del yo.
Primero aparece la clara luz de la realidad.
Vienen fuego los juegos de alucinaciones fantásticamente variados.
Más adelante encontrarás el estado de reentrada.
De volver a tener un yo.
Oh, amigo.
Puede ser que tu experiencia sea de trascendencia del yo, la salida de tu antiguo propio yo.
Pero tú no eres el único.
A todos les llega alguna vez.
Eres afortunado al tener gratuitamente esta experiencia de renacimiento que se te ofrece.
No te apegues con esa debilidad a tu viejo Yo.
Incluso si te apegas a tu mente, ya has perdido el poder de mantenerla.
Por la lucha no podrás conseguir nada en este mundo alucinatorio.
No te apegues.
No seas débil.
Cualquiera que sea el miedo o terror que te embargue
No olvides estas palabras.
Introduce su significado en tu corazón.
Sigue adelante.
Aquí mismo está el secreto vital del conocimiento.


Recuerda, oh amigo:

Cuando el cuerpo y la mente se separan, experimentas una rápida visión de la verdad pura, sutil, radiante, brillante.
Vibrante, gloriosa.
No temas.
Esta es la radiación de tu verdadera naturaleza.
Reconócelo.
Desde la niebla de esta radiación viene el sonido natural de la realidad.
Reverberando igual que mil truenos simultáneos.
Este es el sonido natural del proceso de tu vida.
Por tanto no te asustes.
No te aterrorices.
No tengas miedo.
Para ti es suficiente saber que estas apariciones son
las formas de tu propio pensamiento.
Si no reconoces tus propias formas de pensamiento.
Si olvidas tu preparación.
Las luces te deslumbrarán.
Los sonidos te atemorizarán.
Los rayos te aterrorizarán
La gente a tu alrededor te confundirá
Recuerda la llave de las enseñanzas
Oh, amigo.
Estos reinos no vienen de algún lugar exterior a tu ego.
Vienen de tu interior y brillan sobre ti.
Tampoco las revelaciones vienen de ningún otro lugar.
Existen desde la eternidad dentro de las facultades tu propio intelecto.
Reconoce que son de esta naturaleza.
La llave de la iluminación y de la serenidad durante
el período de diez mil visiones es simplemente ése:
Descanso, relax.
Únete a él.
Acepta encarecidamente las maravillas de tu creatividad.
No te apegues ni estés asustado.
Ni atraído ni repelido.
Sobre todo, no hagas nada sobre las visiones.
Existen solamente dentro de ti.


La fuente
(Ojos cerrados, estímulos externos ignorados)


Oh, bien nacido, escucha con cuidado:
La energía radiante del origen,
semilla de la que vienen todas las formas vivientes brota hacia afuera y golpea contra ti con una luz tan brillante que tú apenas podrás mirar.
No te asustes.
Esta es la Energía del Origen que ha estado radiando billones de años.
Siempre manifestándose en otras formas.
Acéptala.
No intentes intelectualizarla.
No juegues con ella.
Fúndete con ella.
Déjala fluir a través de ti.
Piérdete con ella.
Fúndete en el Halo de Luz de arco Iris.
En el corazón de la lanza de la energía.
Obtén el dominio de Buda en el reino central.


Traducción de la versión inglesa de Timothy Leary (1920-1996)

Patricia Damiano, entexto

Libro tibetano de los muertos. Primer bardo

1 comentario :
Las alucinaciones que puedes experimentar ahora, las visiones e introspecciones te enseñarán mucho sobre ti mismo y el mundo.
El velo de la rutinaria percepción será cambiado en tus ojos.
Recuerda la unidad de todas las cosas vivientes.
Recuerda la gloria de la luz clara.
Déjate guiar a través de tu nueva vida que viene.
Déjate guiar a través de las visiones de esta experiencia.
Si te sientes confuso, invoca la memoria de tus amigos y de tus maestros.
Trata de alcanzar y conservar la experiencia de la luz clara.


La luz es la energía vital.
La llama sin fin de la vida.
Un ondulante y siempre cambiante torbellino de color puede apoderarse de tu visión.
Esta es la incesante transformación de la energía.
El proceso vital.
No temas.
Entrégate a él.
Únete.
Forma parte de ti.
Tú eres parte de él.



Más allá de la continua y fluyente electricidad de la vida es la última realidad.
El Vacío.
Tu propio saber, formado en la no-posesión de forma o color, es naturalmente vacío..
La realidad final.
El Todo bondad.
El Todo paz.
La Luz.
Resplandeciente.
El movimiento es el fuego de vida desde el cual todo viene.
Únete.
Forma parte de ti.
Más allá de la luz de la vida es el pacífico silencio del Vacío.
La quieta felicidad más allá de todas las transformaciones.
La sonrisa de Buda.
El Vacío no es la nada.
lnobstruido, brillando, conmoviendo, feliz.
El vacío es principio y final él mismo.
Consciencia de diamante.
El Todo Bondad Buda.
Tu propia consciencia, brillando, vacía e inseparable
No-pensamiento, no-visión, no-color, es vacío
El intelecto brillando y lleno de felicidad y silencioso. Este es el estado de perfecta iluminación.
Tu propia consciencia, brillando, vacía el inseparable del gran cuerpo resplandeciente,
no tiene nacimiento, ni muerte.
Es la inmutable luz que los tibetanos llaman Buda Amitabha.
El saber de la no-forma comenzando.
Conocido esto es suficiente.
Reconocer el vacío de tu propia consciencia para ser dominio de Buda
Permanece en este reconocimiento y tú mantendrás el estado de la divina mente de Buda.


Libro tibetano de los muertos
Primer bardo, fragmento
Traducción de la versión inglesa de Timothy Leary (1920-1996)

Patricia Damiano, entexto

la visión desnuda (Padma Sambhava)

No hay comentarios. :
Afortunada criatura, escucha:

Mente -aunque esa gran palabra es bien conocida- es desconocida para la gente, conociéndola equívoca y parcialmente; y por la falta de comprensión de su realidad, surgen inconcebibles declaraciones filosóficas.

El individuo común y alienado, al no comprenderlo, al no comprender su propia naturaleza, sufre vagando a través de las seis formas de vida en los tres reinos. Esta es la consecuencia de no realizar esta realidad de la mente.

Discípulos y ermitaños proclaman la realización de una parcial carencia de yo, pero no lo saben con exactitud, aumentando las proclamaciones desde sus tratados y teorías, no contemplan la clara luz transparente.

Discípulos y ermitaños se niegan la entrada al aferrarse a sujeto y objeto, los Centristas se niegan la entrada por extremismo hacia las dos realidades, Tantristas Rituales y de Ejecución, por extremismo en servicio y práctica, y Grandes y Generalizados Tantristas, por aferrarse a la dualidad de reino e inteligencia.

Se equivocan al permanecer dualistas en la no dualidad.

Por no comulgar sin dualidad no se despiertan.

Toda vida y liberación son inseparables de sus propias mentes, pero todavía vagan en el ciclo de la vida en vehículos de elección y descarte.

*****


de La liberación natural mediante la visión desnuda y la inteligencia identificativa. Padma Sambhava, budista.

ISAÍAS GARDE, textos en transición