Mostrando las entradas con la etiqueta Mourelle Daniel Rubén. Mostrar todas las entradas

14 abr. 2007

Daniel Mourelle - Sentado en un banco de plaza

No hay comentarios. :

Si hubiera sabido en los '70
lo que hoy me pisa los talones
tengan por seguro que no estaría acá
sería un cerebro
gordito
un poco más apenas
y estaría sentado en la sala
de un piso en Bulnes y Charcas
tomando mi whiskey acostumbrado
y escuchando a Jethro Tull

Créanme
difícilmente estaría acá
alimentando la voracidad
de un entretenimiento fugaz
tan fugaz como delgado
no gastaría mis horas entre papeles
y mi colección de lápices
impecable
se mantendría

(Hay un toque de sagrado en lo inútil)


estaría sin dudas
en mi piso
escuchando a Jethro Tull ...

Sitting on a park bench ...

Pero
claro
estas palabras no dicen nada
ni siquiera para quienes pesquen el idioma ...

Sitting on a park bench
nada dice de los parques ni sus bancos
tampoco de los habitantes de las calles
ni nos emparenta con ellos
nada
nada de nada
noche tras noche
sobre estas maderas tan sagradas también
tan limpias de todo crimen
donde una voz sigue a otra y
entre todas
sueñan con cambiar el mundo
reman en el aire hacia un mundo mejor
tan satisfechos
tan en la proa de la esperanza ...

Sitting on a park bench
suena en mis oídos
unos acá
otros en Bulnes y Charcas
neuronas de temer
y ni qué decir de cuando ríen
frecuentemente cuesta abajo
desliz de frenos descompuestos
tobogán de inclinación feliz
tan feliz
hacia las plazas y todos sus bancos

De haber sabido a comienzos de los '70
quién sería el enemigo
no estaría
hoy
en este balcón iluminado
lamentando no tener una mejor música de fondo
un ambiente más torcido
una nube de carbón que tensara las palabras
antes de ser banalizadas por el aplauso

Sitting on a park bench
y los mocos brillantes
en el gancho de minuto final de este día
luz que se cambia para continuar siendo la misma
cambiada una y otra vez
para mantenerse fiel a lo que fue

Y me pisa hoy los talones
un aroma a ruleta rusa que te la debo
a merced de un cerebro flaco y con forma de pescado
espinas al gusto
atrapadas en las charcas de un bulnes a deshora
y festejadas con puntualidad de argentino que va de compras
y se encuentra con el padrino
en brazos de su corista preferida
o mejor :
a su madrina coronada de plumas ...

Sitting on a park bench
para defender los bienes y el honor de la familia
esta gran familia poco valorada al amanecer del compromiso
o barrio que guarda
con espanto
el recuerdo de tiempos mejores
cuando ninguna esquina carecía de lustrabotas
y las botellas de leche podían
atravesar la noche a la intemperie
sin que nadie
ni el más avieso
se atreviera a cruzarse en su camino

(Hay una pizca de inútil en lo sagrado)

En cualquier lado menos acá
a la espera de una palmadita
que haga las veces de besito de las buenas noches
silueta en sombras de ratón extranjero
capaz de acomodarse
a la tilinguería necesaria a los aristócratas de turno

qué bien habría surfeado por aquel mundo en blanco y negro
de haber sabido lo que hoy no me deja dormir
al tiempo que me anestesia la inmensa noche literaria
el astronómico paraguas de versos engalanados con cinta azul
arrogantes con su faja de control de calidad
y sin fecha de vencimiento ...

Sitting on a park bench ...

como en mis dieciocho
angustiado ante la amenaza de pasarme la vida solo

si hasta da risa
como lo demás :
el color de la libertad
aquella palabrita
los aires camaleónicos de los versos neonatos
y la frente bien arriba
y la nariz ...
si ni hace falta señalarlo
aquel brillito a victoria en los umbrales de la guerra

como si no fuera siempre igual
luz que se cambia para siempre igual
entre los bienes y el honor
del barrio
en este orden
de nube carbonatada
atmósfera sin alcohol
descafeinada

y habría estado hoy
sitting on a park bench
de haber sabido
entonces
que el enemigo
era
yo


Daniel R. Mourelle, De la colección Colman Bock, 2004

31 mar. 2007

Daniel Mourelle - Vuelvo a tu patio

No hay comentarios. :

Ordeno las fichas
como aquella vez — cuando
jugaba al dominó con mi hijo
oliendo
la derrota


D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Quien no cambia

No hay comentarios. :

(La adivina del circo)

Asesina
devasta la osadía
se pierde

y la baraja resta
a la caída del sol
sin porvenir — masticada

---

D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

28 mar. 2007

Daniel Mourelle - Algunos textos de "Sueños de cornisa"

No hay comentarios. :
Lo incontable aflora entre líneas

I

Cuando buscado — se aleja
entre lo que parte y lo que arriba
distinción

II

Secreto de la voz — nos insinúa :

Idiotez
no que la propia
mayor



Entre las patas del camaleón

I

El mundo entero se condensa
gota que resbala
por tu vaso

II

Me curé las heridas — con sal de tus pechos
y allí quedó
mi dibujo



Aquella casa : la frontera


El uno quedó
robado el dos
despedirse trabó la diferencia

cada tarde
nube — con tu nombre
fragua el mar



Tus mensajes entre yerbas


Levanto puertos en tu labio
y te viajo
hasta vaciarme




Perfume viejo


Reconocer la voz de un maestro :
dar
con su nombre



El arte : dejar aprender


Apenas alza la voz en patios como el tuyo
habla raro y sonríe
achicando los ojos



El cuaderno que saqué de tu cartera


Enciende mecha
contra espesura
encrespa sangre — por relojes

descompone
reta
desafina el mañana
enciende lo espeso
descompone
la sangre
y diluye — a sí



Los hermanos pisan mal

(Tanto futuro apabullante)

El uno abandona — el origen
el otro se retira — hacia pronósticos
ninguno entrega — su calzado

Relatividad aplicada al desastre

Gesto
en Caín
más fiable — que en Abel



D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Abandoné la plegaria

No hay comentarios. :
la biografía — penosa de ocultar
brilla — en el gesto



Al llegar el futuro
retrocedí — como plegaria — mentón
pegado al pecho


D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Mi verbo tiene un precio

No hay comentarios. :
( Puesto de feria )

Y amanece

impregnado

entre basura



D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa
Imagen: Chema Madoz


Daniel Mourelle - Retrato a pesar

No hay comentarios. :


I — Felpudo a la entrada del hospicio


No todo mal equilibrio — locura

ni toda locura

maldición sin retorno



II — El otro Kerouac

Lo descontento

viaja conmigo

no me apura

complementa mi suelo irregular

mata — cuando preciso



III — El mal no anda libre


Se acorrala en mí — para que — de tanto en tanto

las tormentas presagien

bendiciones



D.R.Mourelle

De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Bocaloba

No hay comentarios. :
(Fragmento; pp.41-43)
Repetir — masa del nombre
artesanía — remedio anticipado
convalecencia criminal — opalina
una vez — y otra
y otra — por aspiración
supervivencia — honda — taco
temblor de playa en invierno
lado en filo — pegaso
frontera de la hoya — bajo palabra
cartel — despintado por granizo
una bota — y otra
y otra — por gravedad
a punta de revólver — balas por seis
busca — y arrastra — y fabrica
la paz — a repartir — donde escritura
supuestamente — no
A todo te acostumbrás — a todo
incluso — a no tener
con quién hablar
Dormir — y ver lo claro
la piel — del sueño que se va
fuera de la mano — punta de uña
ojo abierto — y negro — la cortina
haz de eclipse — contra la piedra
no la tuya — la que duerme — chata y memoriosa
colgada — la punta — rodillas de vos
los mosquitos — el ancla — voraz
una fiebre — y otra
y otra — cadena tuya
mis hombros — cerrazones sobre el fin
la primavera — de tu falta
los destellos


Libre — porque preso
de tu voz — ritmo hincado — a la memoria
calle rajada — ¿justo
al medio — balanza de los anuncios?
preso — porque libre
hoy — tus tejidos de yerba
canción del cardo que — costado y umbral
temía — escalones — jerarquía de amor
puesto y sin nombrar — tronco tumbado
la corriente — canal sembrado
y rigor de tu voz — recuerdo
y vértigo — y lo perdido — mío
en vos — que no decís
menos lo escrito — a fiel de aguja
ecuador en mi oído


D.R.Mourelle

Daniel Mourelle: Sueño concluido -- o trampa

No hay comentarios. :

Invento feliz
del aceite — cruzo en manos
entre lo falso del acierto




D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - A tu puerta - por la noche

No hay comentarios. :

I

Camino que no defiende la traza de mapas
pretendo llegar al punto
del que simulo partir :

la apuesta de creer me cansa

II

Pensar en vos despierta
mi codicia
estira la cuerda que nos liga

vos — un ancla
yo — la otra
diferencia sagrada — bajo yugo

máscara que mejor me ciñe
cuando — el umbral de tu puerta
beso



D.R.Mourelle
De la colección
Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Canto sin darme cuenta

No hay comentarios. :

No grito
planto una señal
tallada en hielo

por la tarde — temprano

borro — menos tu nombre
te busco
a lomo de tropiezo

en tanto
se agotan
las provisiones


D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Se quedan los que quieren

No hay comentarios. :

(Se marchan los que pierden el pie)


Defendí la decisión
tras una meta
creí en el destino

tras una meta
creí en el destino

planté sabor en tu sombra
y miré
para otro lado

Me dejaste ir
sin pedirme
una promesa

y aquí estoy
tratando
de cumplirla


D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Tu noche conmigo

No hay comentarios. :

Me imaginaste muerto
¿Asesinato o suicidio?
Me imaginaste — ahogado — por tu ausencia

y fue poco

Mi paso — temblor en tu pie
se rinde justo cuando no mirás
lo dije sin alzar la voz
Hagamos de nuevo
tu origen y el mío

Me imaginaste en tu pieza
escondido en el colchón
que compraste a crédito

Elijo el exilio
te confié
pero no lo entiendo

Y duermo — desde entonces
o lo simulo
pegado a tu espalda


D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Tu garra: mi caricia

No hay comentarios. :

( La condena al tiempo )

Desayuno — en la cocina de puerta invisible

y lo confirmo :

tu llave me protege de tu muerte

---

D.R.Mourelle

De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Ferrocarril pampeano

No hay comentarios. :

Libros de lengua seca infectaron mis clausuras
años de amenaza cumplieron — ahogados y sin triunfo:
centelleo de aquel cielo que
fulmina el campo
inunda — y dice adiós

Antepasados — todavía culpables
apisonan las promesas que tienden — como las luces
a no mejorar

La ciudad oscila donde
el origen : un peligro
la huella : una trampa

El tren pierde los frenos
ventanilla
el apagón se cuela
las ruedas — por el tren
el abrazo — por vos

---

D.R.Mourelle

De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle: Las ciudades llegan - sin aviso

No hay comentarios. :

Garganta y nudo — los amores

indescifrables

al comienzo de tu boca

irrepetibles

sol y lluvia — empobrecidos

mis anclas al yo

desaparecen

---

D.R.Mourelle

De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Ola que se diluye

No hay comentarios. :

( Contra la costa )

I — La historia comenzó jugando

De patio a lápiz — susurraba

seductora — otra voz

copiaba — yo

nacía detrás del nacer

sin pesar si bueno o malo

la ironía hachaba las barreras

equilibrio — a costa de flaqueza

II — Un vacío me separa de la infancia

Allá camino — revuelco mi nombre y parpadeo

pero se oculta

natural no — ni primero

fluye — calcula y se pierde

y no da razón — salvo a razón

III — Lo postergado se libra de la excusa

La calle y los carteles se han fugado

el cuerpo del gigante se fractura

el aplauso resuena — la función — vive en mí

IV — El puñal muere cuando mata

Parados en la escalera

los disfraces — parte de malo y bueno

cubren con sábana blanca — las piezas rotas

V — La lluvia me deleita

Moral y mancha

ataúd que no aguarda — únicamente

por los demonios

---

D.R.Mourelle

De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Final de conferencia

No hay comentarios. :


( Sonríe Darwin )


A la salida
el tiempo resultó
invento y doble filo

Siendo otros — no pensamos
querría su antojo
evolución

D.R.Mourelle
De la colección Sueños de cornisa

Daniel Mourelle - Necesidad del mal

No hay comentarios. :


I

El león : cerca
recuerdo la fuga
Salem : destello

aquel día
los dientes blancos
se te pegaron mis ojos — la sal y el pez


II

Desafío aceptado — hoy — caen
sin saber quién
los engarza en las flechas


III

Vos y yo
danzando
volvemos a nosotros

no los buenos

nosotros

---

D.R.Mourelle

De la colección
Sueños de cornisa

15 mar. 2007

Daniel Rubén Mourelle - El habla anda en voz baja

No hay comentarios. :

La biología no me quiere
se exaspera
al ver que le arrebato
sus miserias


Contar una historia o dejar
que un lector
suficiente y generoso
la imagine
a partir del aroma que permitan
sus áreas en blanco
rincones escondidos
entre desiertos temibles

pasar por esta tierra
sin esfuerzo
casi como en desliz de extranjero
alentando que la severidad
nos caiga de lleno
sin mucho que hacer
ante la indiferencia
o las sonrisas

dado que
las venganzas
tienen su destino pactado
antes de partir



Daniel Rubén Mourelle
De la colección Gibson