Mostrando las entradas con la etiqueta Ikkyu Sojun. Mostrar todas las entradas

13 jul. 2010

Ikkyu Sojun (1394 -1481) - Tres poemas

No hay comentarios. :





Sufrimiento en medio del gozo


Gautama experimentó esto: prendas de cáñamo;
por asiento, un montón de hierba.
Esa fue su condición durante seis años.
Una mañana, mientras observaba con cuidado,
contempló la desoladora soledad de su nombre
tras abandonar su cuerpo en el Pico del Buitre.



El buey

Lo único que hice fue enseñar en medio de las bestias.
Lo que puedas hacer dependerá de tu situación;
tu situación dependerá de lo que puedas hacer.
Nacido de nuevo, olvidé mi antiguo origen;
ya nadie sabe cuál era mi nombre monástico en aquella época.




Arrepentimiento por faltas que merecerían arrancar mi lengua

¿A cuántos hombres habré matado con los venablos de mis palabras?
Mediante odas religiosas y poemas, mi pincel ha vilipendiado a los seres.
Siete flores se tornan ocho caminos, transgresiones en la punta de mi lengua.
En las fuentes amarillas, será difícil escapar de los carros ardientes.



Traducción: Pedro Castro Sánchez
Madrid, Miraguano Ediciones, 2001

6 mar. 2010

Libros recibidos: Ikkyu Sojun – Un puñado de poemas (Traducidos por Aurelio Asiain)

No hay comentarios. :

 

 

 

Un puñado de poemas Ver libro completo

 

 

No les hablamos

de la Ley a las flores

de primavera,

pero caen y se esparcen

y regresan al polvo.

 

 

 

Como el rocío

se extinguen los fantasmas.

¿Y si pensáramos

en la luz de un relámpago?

Eso es uno mismo.

 

 

 

La luna llena,

la hoja de una espada

y luego nada.

Pero al alba es la luna

la hoja de una espada.

 

 

 

Mi espíritu no puede responder cuando llamas.

Si lo hiciera estaría robándote la vida

 

 

 

Sigue escribiendo

las profundas cuestiones

en que te duermes.

Cuando al fin te despiertes

tú también te habrás ido.

 

 

 

Anda pues, anda:

arrodíllate y reza.

—Y dime: ¿para qué?

Si mañana es ayer.

 

 

 

Son silenciosas

las flores y el silencio,

es silencioso

el espíritu: flor

del mundo que se abre.

 

 

 

Ikkyu Sojun (1394-1481

Un puñado de poemas

Traducción Aurelio Asiain

Kioto, marzo 2010

 

 

.

18 ene. 2009

Ikkyû Sôjun - Sonrin, "Bosque Venerable"

No hay comentarios. :

 

Solía alimentar a un pequeño gorrión al que tenía mucho cariño, pero un día, súbitamente, murió. Cuando me enteré, sentí una pena tremenda. Celebré en su honor una ceremonia funeraria como si hubiese sido un ser humano. Al principio lo llamaba Jakujisha, "gorrión asistente", pero después cambié el caracter Jaku ("gorrión") por el de Shaku ("Sâkyamuni"). También le di un nombre póstumo, Sonrin, "Bosque Venerable". Conmemoré el evento con este poema:

 

Con su llameante cuerpo dorado de cinco metros,

entró en el Nirvana rodeado de árboles sâla.

Escapó de las descreídas manos

que matan o dejan vivir según su capricho.

Mil montañas, diez mil árboles, la primavera en cien flores.

KS, 715

 

Nombre póstumo: Jap. kaimyô. Un elemento indispensable de toda ceremonia funeraria budista consiste en la transmisión de los preceptos, ya sea de bodhisattva o de monje, junto a la otorgación de un nombre de ordenación.

Cuerpo dorado de cinco metros:  Se trata del cuerpo físico del Buda Sâkyamuni establecida por la iconografía tradicional. El poema homologa la cesación del Buda con la del gorrión Jakushaku.

 

Trad. Pedro Castro Sanchez   

 

.

16 ago. 2008

Ikkyu Sojun (1394 -1481) – Poema sin título

No hay comentarios. :

Bajo los árboles, entre rocas, una rústica choza.
Mano a mano, poemas y sutras.
Podría quemar las páginas que guardo bajo mi hábito,
pero, ¿cómo olvidar las canciones escritas en mi corazón?

Traducción: Pedro Castro Sánchez
Madrid, Miraguano Ediciones, 2001