Mostrando las entradas con la etiqueta Giannuzzi Joaquín. Mostrar todas las entradas

15 nov. 2010

Joaquín Giannuzzi - Los pies en el Cristo de Grünewald

No hay comentarios. :





El nervio expuesto y condenado
hace de todo sufrimiento un principio general.
Todavía es la hora de descenso
y toda carne debe seguir aquí, resolverse
en una pesada concentración.
El tono de la pintura
define el desagüe de la masa desesperada.
La anatomía es gruesa, de tierra sangrada
y allí donde los dedos se enciman
-los caminos de este mundo están bloqueados
el límite de la torsión es crítico.
La promesa de toda resurrección tiende a la oscuridad
en las fibras musculares, giradas
sobre sí mismas. Cada detalle
aguarda un orgánico estallido,
pero el conjunto fija el tormento hasta el fin de los
tiempos.
Un solo clavo y se acaba la vieja danza.











Joaquín Giannuzzi,
Violín obligado (1984)
Matthias Grünewald,
La Crucifixión (Retablo del altar Isenheim),1515
Museo Unterlinden. Colmar



24 ene. 2008

Joaquin Giannuzzi (1924-2004) - Lluvia en el jardín

1 comentario :



La lluvia en el jardín y yo rodeado
de cosas subalternas.
El agua abulta las dalias
allí donde todo es necesario
y yo sin romper el vidrio.
El agua es una exacta realidad
a esta hora de la tarde. Se aplasta
materialmente, para crear a fondo.
¿De dónde saqué esta mentira
para rechinar los dientes cristal adentro,
prisionero de un orden secundario?
Llueve en mi fisiología,
se inclinan las dalias hinchadas
y nada de eso me sirve. Estoy
fuera del cuadro.


Fuente: Isla negra