Mostrando las entradas con la etiqueta Gambolini Gerardo. Mostrar todas las entradas

11 ago. 2012

Robert Frost (USA 1874-1963) - Cuatro poemas

No hay comentarios. :





Fuego y hielo

Algunos dicen que el mundo terminará en fuego,
otros dicen en hielo.
Por lo que he conocido del deseo
estoy con los que apuestan al fuego.
Pero si el mundo tuviera que sucumbir dos veces,
creo saber bastante del odio
para decir que a fin de destruir
el hielo también es excelente
y bastaría.


Fire and Ice

Some say the world will end in fire,
Some say in ice.
From what I've tasted of desire
I hold with those who favor fire.
But if it had to perish twice,
I think I know enough of hate
To say that for destruction ice
Is also great
And would suffice.

Versión © Gerardo Gambolini


Polvo de nieve

La forma en que un cuervo
sacudió sobre mí
el polvo de nieve
desde un abeto

imprimió a mi corazón
un cambio de humor
y salvó alguna parte
de un día que había lamentado.


Dust of Snow 

The way a crow 
Shook down on me 
The dust of snow 
From a hemlock tree 

Has given my heart 
A change of mood 
And saved some part 
Of a day I had rued.


de New Hampshire, 1923
Versión Jorge Aulicino


El teléfono

"Cuando estaba paseando lejos
de aquí, hoy,
en una hora
muy tranquila
inclinando mi cabeza junto a una flor
oí que me hablabas.
No digas que no, porque te oí
Hablaste desde aquella flor en el alfeizar
¿Recuerdas que me hablaste?"

"Primero dime qué pensaste que oías."

"Sosteniendo la flor por la base y evitando una abeja,
yo incliné la cabeza,
y asiendo el tallo,
me incliné y creí escuchar la palabra-
¿Cuál era? ¿Me llamaste por mi nombre?
O dijiste -
alguien dijo 'Ven' - lo oí mientras me inclinaba."

"Yo tal vez lo pensaba, pero no lo dije."

"Bien, por eso vine."

de Mountain Interval, 1916
Versión de Jorge Aulicino



The Telephone 

"When I was just as far as I could walk
From here today,
There was an hour
All still 
When leaning with my head against a flower 
I heard you talk. 
Don't say I didn't, for I heard you say-- 
You spoke from that flower on the windowsill-- 
Do you remember what it was you said?" 

"First tell me what it was you thought you heard." 

"Having found the flower and driven a bee away,
I leaned my head,
And holding by the stalk,
I listened and I thought I caught the word--
What was it? Did you call me by my name?
Or did you say--
Someone said 'Come'--I heard it as I bowed."

"I may have thought as much, but not aloud."

 "Well, so I came." 



Familiarizado con la noche

He sido uno de esos que saben qué es la noche.
He salido bajo la lluvia; y bajo la lluvia he vuelto.
He ido más allá de la luz más lejana de la ciudad.

Mi vista ha descendido por el más triste callejón.
He pasado al lado del sereno que hacía su ronda
Y he bajado la vista, sin ganas de explicar.

Me he quedado quieto, deteniendo el ruido de los pies,
Cuando de lejos un grito sofocado
Llegaba, por sobre las casas, desde otra calle,

Pero no para hacerme volver ni para decirme adiós;
Y aun más lejos, a una fantástica altura
Un reloj luminoso contra el firmamento

Proclamaba que el tiempo no era bueno ni malo.
He sido uno de esos que saben qué es la noche.



Acquainted with the Night

I have been one acquainted with the night.
I have walked out in rain -- and back in rain.
I have outwalked the furthest city light.

I have looked down the saddest city lane.
I have passed by the watchman on his beat
And dropped my eyes, unwilling to explain.

I have stood still and stopped the sound of feet
When far away an interrupted cry
Came over houses from another street,

But not to call me back or say good-bye;
And further still at an unearthly height,
O luminary clock against the sky

Proclaimed the time was neither wrong nor right.
I have been one acquainted with the night.




Poemas, selección, traducción y prólogo de Enrique L. Revol
Buenos Aires, Ediciones Corregidor, 1979