Mostrando las entradas con la etiqueta Comanescu Denisa. Mostrar todas las entradas

10 may. 2008

Denisa Comanescu - Regreso del exilio, recibido en la víspera

No hay comentarios. :



Dice en el prólogo Octav Soviany:

Esta poesía desilusionada, en la que apenas queda ya nada del cromatismo exuberante de los inicios, representa por el momento el punto más alto de una lírica que ha pasado insensiblemente de la pintura refinada de los sentimientos al poema diríase que arañado, con la severa arquitectura del pictograma
.




Regreso del exilio

Once años, cuatro meses y diecisiete días.
¿Ha sido un exilio corto?
Esta no es mi agenda de entonces.
He tenido un sinfín.
Unas grandes, en rústica, de tapas doradas,
otras pequeñas, ligeras, en papel biblia.
Por las noches las palpaba a escondidas,
acariciaba sus páginas como membranas.
Cada vez más de prisa, más intensamente,
con ansia insaciable.
Por el día no me atrevía a acercarme a ellas,
como si fueran propiedad ajena.
Tiempo después, las repartí entre los amigos,
para tu nuevo libro de poemas, les decía.
A algunos, según afirmaban, les trajeron suerte.
Y llegaste tú,
después de once años, cuatro meses y diecisiete días.
Por las mañanas, con una luz que parece excluir a lamuerte,
llenamos sin miedo, sencilla y naturalmente, membrana tras membrana.
Siempre que paso una página escrita,
Orfeo vuelve la mirada.


Hibernación

Necesito un verso
dame tú uno.
Llamaradas de fuego en la alfalfa.
Inventaría una deidad
pero mi mente es estéril.
Tampoco mi alma duda ya
yerma.
¡Mal arrendatario! ¿Quién te ha puesto la vida en las manos?
Con piedras y terrones.
La tierra traga huellas de fuego.
Dadme un verso.


Atlas

Las paredes de este poema
se apoyan en mí.
Ven tú,
Sísifo,
para que hagamos el cambio
al precio de un verso.


Traducción: Joaquín Garrigós
Prólogo: Octav Soviany
Madrid, adamaRamada ediciones, 2008