21 jun. 2015

Descarga: Joseph Conrad - El corazón de las tinieblas


Descarga: Joseph Conrad - El corazón de las tinieblas

En "El corazón de las tinieblas" un marinero llamado Marlow narra una travesía que realizó años atrás por el río Congo en busca de Kurtz, el jefe de una explotación de marfil, y que a lo largo del relato adquiere un carácter simbólico y ambiguo.

Los dos primeros tercios de la novela narran el viaje de Marlow desde Londres a África y remontando el río Congo, hasta alcanzar la base de recolección de marfil en la que se encuentra un empleado de la empresa belga que lo ha contratado. Ese empleado, Kurtz, ha tenido un enorme éxito en el tráfico de marfil, pero eso le ha granjeado la envidia de otros colegas. Marlow intuye que Kurtz ha roto con todos los límites de la vida social tal y como se conoce en Europa, lo que le repele y atrae al mismo tiempo. En el camino Marlow será testigo de la situación extrema en que viven los colonos europeos y de su brutalidad hacia los nativos africanos; además deberá superar todo tipo de obstáculos hasta alcanzar su destino: retrasos, enfermedades, ataques de indígenas... Cuando finalmente se encuentra con Kurtz, cuya imagen ha ido agrandándose y mitificándose durante el proceso, descubre que se trata de un personaje misterioso, al que los nativos idolatran como si fuera un dios, pero que parece haber caído en una locura bestial. Como legado deja un panfleto en el que detalla cómo civilizar a los nativos, y que incluye una anotación brutal: "¡Exterminad a todas esas bestias!". Marlow y sus compañeros de viaje logran cargar a Kurtz, ya gravemente enfermo, en el pequeño barco de vapor que debe sacarlo de la selva, pero éste muere en el trayecto, pronunciando ante Marlow sus últimas y enigmáticas palabras: "¡El horror! ¡El horror!". El viaje de Marlow al corazón del continente africano se transforma así en un descenso a los infiernos, pero también en una crítica al imperialismo occidental y una investigación acerca de la locura.

"El corazón de las tinieblas" es una de las obras imprescindibles de la literatura inglesa y del canon occidental. Francis Ford Coppola se basó en este breve relato para su película Apocalypse Now, que aunque estaba ambientada en la Guerra de Vietnam mantenía el espíritu y la estructura del relato de Conrad.