25 abr. 2014

J. G. Ballard - Placenta




La radiografía del feto había mostrado la ausencia tanto de placenta como de cordón umbilical. ¿Era ése entonces —meditó el doctor Nathan— el verdadero significado de la inmaculada concepción: que no la madre sino el niño era virgen, libre de la sangre opresora de cualquier Yocasta, alimentado en el refugio amniótico por los poderes invisibles del universo? Y en ese caso, ¿qué había fallado? Era demasiado evidente que algo había salido mal.


En La exhibición de atrociades
Traducción de Marcelo Cohen y Francisco Abelenda
Imagen: © estate of Fay Godwin / British Library / National Portrait Gallery, London