7 sep. 2012

Juan José Saer: Tres poemas de "Noticias secretas" (1976-1982)






La Venus de Willendorf

Madre verdadera, para
tomarte como a un alcohol
de sueño, para arrancarte, esfinge,
lamento y descendencia,
te hacen, como ignorando,
ciegos, de que no hay bordes, abordable,
y te visten, te asean, te desfiguran.
Carne inmortal, incesante
y espesa, por esquivar tu penumbra
nos caímos en una noche
más grande -sombra
nuclear, abismo sin pecado
y sin lágrimas, estepas donde
nos diezma, neutra, la indiferencia.
Imán de sangre y de cartílagos,
los que vienen, a tu santuario,
que es este mundo, a morir,
y no tienen
ni cara ni nombre propio,
indistintos,
te saludan.



Acteón

Lo divino, al mostrársenos,
nos vuelve, Acteón, en su desdén, como
animales. Y la jauría
de los deseos que, rápida,
nos devora,
se calma al fin, no sin nostalgia
de jungla, con la visión tan tenue
de nuestra imagen
                         humana.



Dánae

Manda a su hijo Perseo Dánae, para gozar,
sin testigos, de la lujuria,
a extraviarse
en los ojos sin fondo de la medusa,
del mismo modo que toda madre,
desde una cama pantanosa,
nos abandona,
por tres minutos de no ser,
a los dientes de este mundo.



En El arte de narrar
Buenos Aires, Seix Barral, 2° edición, 2011
Foto