21 feb. 2012

Edgar Bayley - Los mismos





Están muy altas las ramas de ese árbol
pero ascendemos por el aire
por la fragancia
hasta ser los mismos
que el recuerdo y la luz hospedan

la misma enredadera
el mismo búho
reciben la mirada
la palabra que entonces ofrecimos

y la pasada unión
pero el alba
en el silencio de la playa
del bosque antiguo nos desprende

renacemos con el gallo y la tórtola
en tierras distintas
y el agua del arroyo nos lleva de la mano
al móvil reposo

ahora claramente veo
la circular andanza
la puerta de aquel día
la estela azul y la fugaz victoria
estuvo todo bien
está muy bien

por el sendero desciende un leñador
hasta el arroyo
y nos saluda