7 dic. 2011

Thomas Bernhard - Fertilidad





En Portugal,  los perros aplastados o reventados no son enterrados como en nuestro país, sino que se descomponen y secan al aire libre. En el Alentejo, por ejemplo, yacen, si es que los sacan siquiera arrastrando de la carretera, a derecha e izquierda de las carreteras, con las patas abiertas y la cola rígida. Hemos encontrado campesinos previsores que arrojan a esos perros muertos bajo sus naranjos, cuyo rendimiento es entonces doble al menos que el de los otros.


En El imitador de voces
Traducción: Miguel Sáenz
Imagen: FOTO: PICTURE-ALLIANCE / IMAGNO/NACHLA/IMAGNO