14 may. 2010

Juan de Mandeville - Libro de las Maravillas del Mundo, Libro I, Cap. V





De los árboles que llevan fruto en el año siete vezes, y de las mançanas largas, y del bálsamo, y de otras cosas


En Egipto ay árboles que llevan siete vezes fruto en el año. Y hállanse por la tierra de hermosas esmeraldas y muchas, y por eso hazen d´ellas gran barato. Item, quando llueve un vez en el año, viene toda la gente de la tierra al Cayre y muchos días llevan allá hombres y mugeres a vender, los quales son de otra ley, assí como nosotros traemos las bestias al mercado por estas partes.

También ay en la ciudad una casa común la qual está llena de hornillos a donde llevan las mugeres de las villas sus huevos, assí de gallinas como de ánsares [y] ánades para meter en aquellos hornillos, y cubren los huevos con el estiércol de cavallos, y a cada vij días con sola aquella calor son salidos los pollos y tornan las mugeres y cobran sus pollos pequeños y críanlos; assí toda la tierra está llena, y esto se haze en el invierno.

Assí mismo, se hallan por toda la tierra toda la tierra mançanas que llevan a vender en su tiempo, a las quales ellos llaman "mançanas del Parayso" y son dulces y de maravilloso olor. Y si las abrís en muchas partes en cada una hallaréys la figura de Nuestro Señor Jesuchristo, y dentro de ocho días son podridas, y por esto no se pueden traer a esta tierra y cada mançano tiene más de cien mançanas y tiene más de quatro pies en largo, y en ancho un pie y medio. Y assí mismo hallan en aquella tierras las mançanas de Adam que tienen un huesso a un costado.

Y también árboles que no tienen hojas en las ramas, donde llevan el fruto porque hazen los higos en el tronco del árbol y llámanlos "higos del pharaón".

Item, al costado de la ciudad del Cayre está el campo donde se coge el bálsamo. Y devéys de saber que el bálsamo se coge en unos pequeños árboles que no son mayores que hasta la cintura de un hombre, y son assí plantados como una viña. El campo no está cerrado de manera que no pueda entrar qualquier hombre, mas en el tiempo que se coge el bálsamo ellos ponen tales guardas que no puede ninguno entrar, y el bálsamo no hace fruto en otro lugar sino allí, y quando lo llevan a plantar a otra parte, bien cresce mas no da fruto. Y quando quieren cortar ramas o plantas para plantarlas conviene que las corten con una piedra tajante o con algún huesso que corte bien, porque si son cortadas con hierro pierden la virtud y su natura. Los moros llaman a esta viña "ethuoblace", y al fruto llaman "concubes", y al liquor que gotea de las ramas "pusbande". Y hazen todos los días labrar a los christianos este bálsamo, porque en otra manera no fructificaría, lo qual dizen /fo. XII r./ los mismos moros que lo han provado y experimentado. Dizen también que el bálsamo cresce en otra parte de la India mayor y en el desierto donde al rey Alexandre hablaron el árbol del Sol y de la Luna, mas por cierto yo no los he visto porque no soy estado tan adelante por los peligrosos passos que ay de passar.

Y sabed que deve hombre guardarse de comprar bálsamo si no lo conosce bien y no sabe su experiencia porque podría ser bien engañado, que muchos ay que venden la trementina por bálsamo mezclándola con un poco de bálsamo por darle de olor, y algunos ay que hazen herver las ramas del bálsamo en azeyte y venden aquello por bálsamo. Otros ay que hazen fundir clavos de birofre espicanardi y otras especias odoríferas y el licor que d´éstas sale llámanle bálsamo. Y assí d´esta manera son engañados muchos nobles y grandes señores y otras gentes que piensan tener el bálsamo y no lo tienen porque los moros lo falsifican por engañar a los christianos; y assí mismo los boticarios lo falsifican hartas vezes como yo lo he visto y después lo embían por diversas partes. Mas yo hos avisaré cómo lo podáys conoscer y provar de manera que no seáys engañados.

Havéys de saber que el natural bálsamo deve ser claro y muy odorífero; y si es espesso y colorado o escuro, es falsificado. Assí mismo, si hos ponéys un poco de bálsamo en la palma y lo ponéys un poco cara el sol, no podréys sufrir el grandíssimo calor que sentiréys en la mano; y si esto haze, es fino el bálsamo. Item, poned una gota de bálsamo en la punta de un cuchillo y tocad con él las brasas; y si quema, es bueno. Item, tomad un gota del bálsamo y metedla en un vaso de plata o en un hacín de leche y rebolvedla fuertemente; y si paresciere que se torna como leche de cabras, es buen bálsamo. Item, meted una gota de bálsamo en agua clara y rebolvedla fuertemente; y si el agua no se turbia, aquel bálsamo es verdadero; y si el bálsamo no es fino o es falsificado, el agua se torna turbia. Item, si el bálsamo es verdadero y lo metéys en un hacín de agua, luego se yrá abaxo como si fuesse azogue poque el bálsamo verdadero es más pesado tres vezes que no el falsificado.



Título completo:
Libro de las Maravillas del mundo y del viage de la Tierra Santa de Hierusalem y de todas las provincias y hombres monstruosos que hay en las Indias