16 ago. 2009

Libros recibidos: Alejandra Correa, Cuadernos de caligrafía





Hemos recibido la última publicación de Alejandra Correa, Cuadernos de caligrafía, en cuya solapa Roberto Raschella acierta: ... parte desde el microcosmos de la escena familiar, reino maravilloso de la alta poesía, presencia amorosa y a la vez amenazadora. Es desde allí qe surge un hálito narrativo, el movimiento íntimo del drama, un impulso hacia afuera.



Buenos Aires, el suri porfiado ediciones, 2009


Tumba que te tumba


Tuve miedo de tu frío
de que tu frío se adueñara de mí

como un bloque de hielo

atado a mi espalda


en las noches

llorabas en mí de frío
y pensé en abrigarte
con una frazada de ribetes azules


supe mucho más tarde

(demasiado tarde)
que Anaïs quiso hacer lo mismo

con su muerto

(¿una solución literaria?)


es que entonces

el frío

vos y yo

éramos los únicos

en este mundo de locos



Ejercicio 12: Final, FIN

Ya no practico las letras
sobre manteles de hule
al anochecer de ningún día

El mío es el universo de lo que se escribió
de una vez y para siempre

Soy tal me recordás
eterna sonrisa del mundo flotante

padre en larga marcha
expandiéndome en el vacío

es por eso que nuestro diálogo tropieza
y se detiene

en la tierra de tu infancia
invadida por un fango amargo y crudo
como la sangre de un animal recién abierto

Punto y aparte al filo e una hoja



Los años

Desde mi cama de niña
por sobre el sonido de un televisor inerte
pí los cuerpos caer

el río se cerró sobre ellos una eternidad

o los masticó para devolverlos
al puro azar de la costa

Ese silencio nuestro
fue un animal rumiante
que aún habita el Río de los Muertos



Ejercicio 8: mi mamá me mimamamama

¿Y por qué no volviste ese domingo
bajo el sol de diciembre
al paredón de rectángulos parejos?

¿por qué no trepaste a la escalera endeble
para leer los nombres que habítan junto al mío
en esta pajarera monoambiente
donde mis cenizas bostezan?

qué te detuvo, ¿fue ese quedar atada a la vida?

¿el miedo que tiene el que se quema con leche
como dice el refrán?

No lo niegues más:

no volvés a mi tumba
para conservar el hilo
de este débil relato que me sostiene


Blog de la autora: Antes de que anochezca