28 feb. 2009

Ignorar, Ignorancia, Ignorante (Diccionario expositivo de palabras del Antiguo Testamento)

 

 

A. Verbos

1. agnoeo (ajgnoevw, 50) significa: (a) ser ignorante, no conocer, ignorar, ya intransitivamente (1 Co 14.38; en su segundo uso en este versículo, la vha traduce la variante en los mss. más comúnmente aceptados, en la voz pasiva en lugar de la activa que aparece en el tr, como «será desconocido»; 1 Ti 1.13, lit.: «lo hice siendo ignorante»; Heb 5.2: «ignorantes»), ya transitivamente (2 P 2.12: «que no entienden»; Hch 13.27: «no conociendo»; 17.23: «sin conocerle», lit.: «que no conociendo adoráis»); también se usa en Mc 9.32 y Lc 9.45: «no entendían»; Ro 1.13: «ignoréis»; 4: «ignorando»; 6.3: «no sabéis»; 7.1: «ignoráis»; 10.3: «ignorando»; 11.25: «ignoréis»; 1 Co 10.1,12.1; 2 Co 1.8: «no ignoramos»; 2.11: «desconocidos»; 6.9: «no … conocido»; Gl 1.22; 1 Ts 4.13: «que ignoréis».

2. lanthano (lanqavnw, 2990), escapar a la detección. Se traduce «ignoran voluntariamente» en 2 P 3.5, lit.: «esto escapa a ellos; esto es, a su atención, voluntariosamente por su parte. En el v. 8: «no ignoréis esto», lit.: «que esto no se os escape» a vuestra atención. Véanse, OCULTAR, SABER ESCONDER (SIN).

 

B. Nombres

1. agnoia (a[gnoia, 52), lit.: carencia de conocimiento o de percepción (relacionado con agnoeo, ser ignorante). Denota ignorancia de parte de los judíos acerca de Cristo (Hch 3.17); de los gentiles con respecto a Dios (17.30; Ef 4.18); incluyendo aquí la idea de ceguera voluntariosa: véase Ro 1.28, no la ignorancia que atenúa la culpabilidad; 1 P 1.14, de la anterior condición irregenerada de aquellos que vinieron a ser creyentes.

2. agnosia (ajgnwsiva, 56) denota ignorancia como directamente opuesta a gnosis, que significa conocimiento como resultado de observación y experiencia (a, privativo; ginosko, conocer); cf. el término castellano, agnóstico (1 Co 15.34; 1 P 2.15). En estos dos últimos pasajes se sugiere una ignorancia culpable.¶

3. agnoema (ajgnovhma, 51), pecado de ignorancia. Se usa en Heb 9.7: «los pecados de ignorancia» (rv, rvr, rvr77; vm,: «errores»; Besson: «yerros»).¶ Para el verbo correspondiente en Heb 5.2, véase A, Nº 1. Lo que se tiene especialmente a la vista en estos pasajes es el error involuntario. Para Israel había un sacrificio señalado, mayor en proporción a la culpabilidad del ofensor; mayor, p.ej., para un sacerdote o príncipe que para una persona común del pueblo. Los pecados de ignorancia, por ser pecados, tienen que ser expiados. Un creyente culpable de un pecado de ignorancia necesita la eficacia del sacrificio expiatorio de Cristo, y halla «gracia para el oportuno socorro». Sin embargo, al ir siendo iluminada la conciencia del creyente, lo que al principio puede haber sido cometido en ignorancia viene después a ser un pecado contra la luz y exige una confesión especial para recibir el perdón (1 Jn 1.8,9).

 

C. Adjetivo

moros (mwrov", 3474), insensato. Se traduce «ignorante» en 1 Co 3.18.

 

Editado por Merrill F. Unger y William White

Traducido y revisado por Guillermo Cook

 

.