18 ene. 2009

Ikkyû Sôjun - Sonrin, "Bosque Venerable"

 

Solía alimentar a un pequeño gorrión al que tenía mucho cariño, pero un día, súbitamente, murió. Cuando me enteré, sentí una pena tremenda. Celebré en su honor una ceremonia funeraria como si hubiese sido un ser humano. Al principio lo llamaba Jakujisha, "gorrión asistente", pero después cambié el caracter Jaku ("gorrión") por el de Shaku ("Sâkyamuni"). También le di un nombre póstumo, Sonrin, "Bosque Venerable". Conmemoré el evento con este poema:

 

Con su llameante cuerpo dorado de cinco metros,

entró en el Nirvana rodeado de árboles sâla.

Escapó de las descreídas manos

que matan o dejan vivir según su capricho.

Mil montañas, diez mil árboles, la primavera en cien flores.

KS, 715

 

Nombre póstumo: Jap. kaimyô. Un elemento indispensable de toda ceremonia funeraria budista consiste en la transmisión de los preceptos, ya sea de bodhisattva o de monje, junto a la otorgación de un nombre de ordenación.

Cuerpo dorado de cinco metros:  Se trata del cuerpo físico del Buda Sâkyamuni establecida por la iconografía tradicional. El poema homologa la cesación del Buda con la del gorrión Jakushaku.

 

Trad. Pedro Castro Sanchez   

 

.