1 sep. 2008

Suetonio - Vida de Plinio





Plinio el viejo era de Como*. Cumplió con distinción los cargos militares de los caballeros, y encargado continuamente de las misiones más brillantes, dio pruebas en ellas de la más grande integridad. Se entregó, a pesar de todo, con tal ardor a los estudios literarios, que difícilmente podría citarse un hombre que en sus ocios haya escrito más que él. Escribió, en efecto, en veinte volúmenes la historia de las guerras emprendidas contra los germanos, y en treinta y siete libros la historia completa de la Naturaleza. Pereció en el desastre acaecido en la Campania; mandaba allí la flota de Micenas y durante la erupción del Vesubio, se acercó al volcán en una nave de Liburnia, a fin de estudiar de cerca las causas del fenómeno. Vientos contrarios le impidieron salir de nuevo al mar, pereciendo ahogado bajo el polvo de ceniza. Según algunos autores, fue muerto por uno de sus esclavos, a quien él suplicó que le diera muerte, al verse ahogado por el calor.




* No era de Como, sino de Verona (N. del E.)
Transcripción de Retóricos ilustres
Trad. Jaime Ardal
Buenos Aires, El Ateneo, 1951