22 abr. 2008

Leonardo da Vinci: La ciencia revela los secretos del arte



Científicos franceses descubrieron la técnica que utilizó Leonardo Da Vinci para lograr en "esfumato" que tanto fascina a los admiradores de la Mona Lisa.




PARIS, (EFE).- Científicos franceses revelaron por primera vez la utilización en la "Mona Lisa" de Leonardo da Vinci de una técnica pictórica de los flamencos primitivos llamada "glacis", informó hoy el Centro Nacional de Investigación Científica francés (CNRS). De esta manera, el artista consiguió crear el famoso efecto de velo vaporoso que tanto fascina a los admiradores de la Mona Lisa, el "esfumato".

Un desbarnizado virtual practicado sobre el famoso cuadro del artista italiano permitió a los científicos fijarse en los colores inalterados de los pigmentos, con especial atención en la cara de la Gioconda. En esa cara descubrieron una capa de sombra como único pigmento de la capa superficial y una superposición de capas de un mismo color muy diluido, característica que define la técnica del "glacis".

Este procedimiento utilizado en la pintura al óleo fue inventado por los flamencos primitivos e introducida en Italia de la mano del pintor Antonello Da Messina (segunda mitad del siglo XV), destacó el CNRS. Leonardo Da Vinci un siglo después la adoptó para pintar alguno de sus cuadros, entre los que se encuentra su obra más famosa, la "Mona Lisa".

Para su trabajo, publicado ahora en la web de la revista estadounidense "Applied Optics", los investigadores del CNRS utilizaron distintos métodos como la fotografía con una cámara multiespectral que permite medir la luz de cien millones de puntos del cuadro. Esta cámara fue desarrollada por la empresa Lumiere Technology, con sede en París. La autora del estudio, Mady Elias explicó que "es la primera vez que se aplica en el arte (...) un balance de flujos luminosos en la materia", técnica utilizada hasta ahora en las ciencias de la atmósfera y en oceanografía.

"La luz proyecta sobre el cuadro un rayo" que permite medir los espectros de los componentes de la capa pictórica, una medida al mismo tiempo óptica (240 millones de píxeles), física y química, indicó el presidente de la empresa, Jean Penicaut.

Este procedimiento permitió comparar la "Mona Lisa" con otras pinturas del siglo XVI, con el objetivo de cuantificar digitalmente la cantidad de barniz e identificar los pigmentos de la capa superficial de la cara de la Gioconda.

Se barajaban dos hipótesis: La utilización de mezclas de blanco y de pigmento colorado en distintas proporciones o la aplicación del "glacis", con mucha más saturación de color. Las investigaciones determinaron que Da Vinci utilizó el "glacis" en la "Mona Lisa" compuesto en un uno por ciento de bermellón y en un 99 por ciento de blanco plomo. Los pintores italianos de la época ya aplicaban esta combinación pero lo hacían en la capa pictórica superficial y no en la primera, como es en el caso del "glacis".

Sistematizar la estratificación de los compuestos pictóricos es el objetivo de estos científicos, que pretenden elaborar una base de datos con las propiedades ópticas de muchos pigmentos y de fondos de referencia, explicó el CNRS. Gracias a eso, se dispondría de un método de análisis de obras de arte "totalmente no-destructivo", portátil y cuyos resultados serían explotables en unos minutos, señaló.


Fuente ADN, La Nación
Buenos Aires, abril 2008