Gunnar Ekelöf - Guía para el averno, 13

23 de septiembre de 2007 ·



En el embudo descripto por otro florentino
había un agujero en el fondo. Allí no están desde hace tiempo
ni Bruto, ni Cassio ni Lucifer.
Hace mucho tiempo que han caído por el piadoso
agujero del Infierno. Ellos están más allá
del sol y la luna, en el firmamento, más allá
de las purgas mensuales del dios provinciano
cuando tiene que bajar las escaleras, que van al ropero
para después ascender al cielo entre las vacilantes luces de las lámparas
y oír la misma ópera
eternamente.
Nosotros somos más luminosos que ese Señor de las Moscas que ahora gobierna
en el gallinero de aquí abajo sometido a la Gracia cambiante-.
Pero yo sé a quién llevaba
Pannychis, tú que amas toda la noche.
Eras yo, Satanás, inocente y el hijo legítimo
no el insulso reconciliador de conceptos.
Porque tú fuiste infiel me vi expuesto a peligros en la tierra
amamantado por cabras, criado por pastyores en la necesidad.
Pero un niño cambiado en la cuna fue tomado por el primogénito.
Sacerdotes, políticos, le despojaron de su poder.
Quizá fuese bueno, pero fracasó.
¿Qué se puede hacer con los creyentes impenitentes
aquellos que creen que la infalibilidad se esconde en el fracaso?
El se suicidó con la ayuda de otros. ¿Y qué?
Rige en las tinieblas tu Estrella, entre mil estrellas caídas.
Difícil es la elección entre tantas, pero si tienes suerte
la verás dentro de ti,
en su interior te verá
como la moneda de plata encontrada en la arena
y seréis iguales para vuestros iguales. Pero esto es excepcional.
No reina la casualidad en el mundo de las estrellas
ni tampoco en el de los hombres, oh Trismegiste
y el andar perdido en las tinieblas, el estar solo
es algo muy común en el camino a la humillación.
Sobre este extravío basan su omnipotencia
aquellos a quienes aborrezco.

En Gunnar Ekelöf, Diwan, Guía para el averno (1967), 13
Traducción de Francisco J. Uriz, a falta de otra aceptable
Madrid, Alianza Editorial, 1982


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin

Somos



Patricia Damiano
Isaías Garde

Prohibido irse de Buenos Aires
Macedonio Fernández

Compartir




Comunidad

Borges todo el año
Grupo abierto y participativo



Creación literaria

Corrección de Estilo

Contenido