6 abr. 2007

WANG WEI - Compuesto en la aldea de Wang-Chu´an después de una copiosa lluvia

Ha llovido con exceso;
sobre los montes solitarios
se extiende el humo
de las marmitas.
Las mujeres guisan las legumbres
y cocinan el mijo, luego
los envían a los labriegos
que trabajan al extremo
del campo.
Sobre la vasta superficie
de los campos anegados
vuela una garza blanca.
A la sombra de los bosques
la amarilla oropéndola
hace su reclamo.
Sobre un cerro me ejercito
en la meditación, luego de
contemplar un hibisco matutino.
Debajo de los pinos como
mi frugal alimento, después
arranco un girasol
cubierto de rocío.
Viejo campesino que ya no corre
detrás de los puestos públicos,
¿Cómo es que las grullas
dudan todavía de mí?


Wang Wei (699 ó 701-761 d.C.)

Diamantes gratis
ISAÍAS GARDE, textos en transición