10 abr. 2007

René Char - Centón



¿Buscáis mi punto débil, mi falla? ¿Su descubrimiento os permitiría tenerme a vuestra merced? Pero, agresor, ¿no veis que soy el centro de un blanco y que vuestro exiguo cerebro se agosta entre mis rayos expirados?

No tengo frío ni calor: gobierno. No obstante no tendáis demasiado la mano hacia el cetro de mi poder. Hiela, quema... Echaríais a perder esa sensación.

Amo, capturo y termino en alguien. Soy dardo y doy a beber claridad al prisionero de la flor. Tales son mis contradicciones, mis servicios.

En aquel tiempo, yo sonreía al mundo y el mundo me sonreía. En aquel tiempo que nunca fue y que leo en el polvo.

Aquellos que miran sufrir al león en su jaula se pudren en la memoria del león.

Al rey que un corredor de quimeras alcanza le deseo morir.



Les matinaux (Versión de Raúl Gustavo Aguirre)

En El movimiento Poesía Buenos Aires (1950-1960), Buenos Aires, Editorial Fraterna, 1979