14 abr. 2007

Henri Michaux - Después del accidente


El problema de la noche sigue intacto. ¿Cómo atravesarla, cómo atravesarla por completo cada vez?

¡Qué pesados son mis segundos! Nunca los hubiera creído tan pesados. Instantes elefantiásicos.
Lejos de todo, nada a la vista y sin embargo como unos ruidos a través de un filtro...
Oigo palabras ininterrumpidas, como si dijeran sin cesar, como si repitieran: Labrador, Labrador, Labrador, Labrador, Labrador, Labrador.
Una bolsa me sacude. Sin fondo. Sin puertas, y yo como una larga boa extraviada. He perdido incluso a mis enemigos.Oh espacio, espacio abstracto.
Calma, calma que hace rodar trenes. Calma monumentalmente vacías. No más proa. Quilla empujada. Quilla mecida.


De Frente a los cerrojos (1954)
Henri Michaux - Antología poética 1927-1986
Villa Ballester (Argentina), Adriana Hidalgo editora, 2005