31/3/2007

Reo de redes - Enrique Blanchard

No hay comentarios. :
En el mar del Japón la calma anunciaba la tormenta
El vehemente "Pequod" como un destino de caza
El vigía / ya entregaba / en lo alto / el fatídico / negro / sobrero /
de la demencia / cayendo / muy distante / desde una hoja / nube / confundiendo / el argento / cuerpo / de las aguas / insaciado / y el marino / halcón / de pico púrpura / desde el mástil sangriento / / que consigo / en ultraje / lo llevará / antes / del capitán / pensante / mientras / la bonita / "Jane Guy" / goleta / inescrupulosa / de infancia / de alta mar / pagana / irremediablemente / se alejaba / en su vuelo
Toda inocencia también es una muerte
Y estoy aquí
Solo
Sobre un sereno antiguo casi inmóvil lacio reflejo celeste
(El oriente misterioso es la costa más errante)
Aquí
Y todo un continente entre mí y la ley desconocida
La lágrima de Ahab ya ha caído al seco seno
La lágrima de Ahab ya se encuentra sumergida en el océano
Pero no hay regreso para el alma cancerosa
Señores, no han visto a un muchacho morado
A un oscuro muchacho
Nudoso
Delgado
Con aire empecinado
Y de altura llamativa?
Lleva puesto un ataúd de salvavidas
Y navega en una bandeja para muertos
No han visto a cierto Pip, a un tal Wait?
Pueden llamarlo ustedes Arturo o Ismael
No importa el nombre en estos casos
Y finalmente, señores, es éste otro rumbo de la desesperación/
/de la pregunta y el oriente es una isla?
Ah Janet, ahora sucumbo en este viaje luchando contra el bien!
Sí Janet, nosotros estamos navegando todavía sobre nuestras propias
/tumbas!
Y sin embargo, oh Janet, heme aquí desafiando nuevamente al padre
/con altivo sufrimiento!


Enrique Blanchard, REO DE REDES, Buenos Aires, Nuevo Milenio, 1986

No hay comentarios. :

Publicar un comentario