11 mar. 2007

Quintero Mejía Álvaro - Cioran

Cioran recorre la noche del suicida.

Encara ese pequeño dios azotado por la duda.

Arroja a las aguas del Sena la moneda escéptica.

El suicida cae tras de ella.

La noche se torna más clara y más esplendorosa.