11 de mar. de 2007

Quintero Mejía Álvaro - Alejandra Pizarnik

No hay comentarios. :
Escucho cómo va en aumento el tropel de voces en la cabeza, cómo se aplican a mejorar la estridencia a la altura del tímpano. La multitud sin prisa crece, la muchedumbre de ecos circula sin tropezar con sombra amiga. Un grito azul hace alarde de su vestimenta roja, de la cáscara que protege la habitación de las venas. Escucho cómo la cordura se alía al río de anatemas, cómo intenta seducir sin cauce con razones de grifo y un argumento secreto. Escucho una riada de voces.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario