15 mar. 2007

Liudmila Quincoses Clavelo - Casablanca



Bajo la luz de la tarde,
bajo el poderoso naranja de la tarde
miramos el infinito.
Miramos la ciudad como la contemplan
los ojos de piedra del Cristo.
Sentados en el muro,
con los pies en la nada,
yo observaba
la bandera inútil,
los colores de todo,
el verdadero paisaje que se pierde,
como el sol tras los viejos edificios.
Siempre temo decir otras palabras.
Vamos a morir,
vamos a olvidar que una vez existió Casablanca
y el hombre que caminara sobre el mar,
el que yace en la piedra.



Liudmila Quincoses Clavelo (Sancti Spíritus [Cuba], 1975). Ha publicado los poemarios: Un libro raro (1995), En el último sendero el iniciado piensa (1996), Los territorios de la Muerte (2001) y Poemas en el último sendero (2002). Textos suyos han aparecido en diferentes antologías, entre otras L’isola che canta (1998), Cuerpo sobre cuerpo sobre cuerpo (2000), Los parques (2002) y Heridos por la luz (2002). Miembro de la UNEAC y de la AHS. Le fue otorgada la Distinción por la Cultura Nacional.