11/3/2007

Hanni Ossot (Venezuela, m. 31.12.2002)

No hay comentarios. :
SOLO UN CUERPO

A la Nena Palacios



Ahí va la urna
Y yo no tengo lágrimas
Sólo besos
Y un puño alzado, erecto
Por el misterio, por la rabia

También memoria
De danzas
De alegrías
De locura

Oh amor
Te has silenciado
Si hubiese un cielo
Me sentiría feliz
Pero el cielo es una palabra
Un color, unas nubes
Y tú no estás allí...

Somos sólo un cuerpo, una carne, unos ojos
Y esa infinita capacidad de sentir

La paz del Señor y la paz de la Noche
No colman esta pena

¡Cuánto me gustaría bailar desnuda contigo
los Preludios de Chopin

y saltar
para dar gusto a la vida!


Ah, la locura y la muerte,
cómo avergüenzan
son grotescas.

Mayo, 1991




EL POEMA


¿Va escribir esta noche? -Me pregunta la Sra. Carmen
Y yo no sé si voy a escribir.

Yo no sé si el cosmos vendrá a mí
Yo no sé si la serpiente rodeará mi cuerpo
Y me salpicará de su sed
Yo no sé.

La noche está clara
-después de la lluvia
Y mi amor está desperdigado...

Yo no sé si vendrá el poema.

Hay luces, sí
Cantos
Profundo cantos
Hay la humedad la lluvia que llueve desde dentro como mi llanto
De lo profundo y lo hondo
Llueve, llueve.

Edgardo, el fantasma
El novio ya no querido, aparece
Para nada
Como la lluvia
-un ya desconocido
-para nada

Ya indiferente a mí
Llega
Sin interés
A la memoria.

Octubre, 1991




DIOS Y EL POEMA



Dios
Me quedo todo el tiempo
Ante un poema
Para que salga bien.

Es como una oración
Una invocación

Octubre, 1991




SÓLO UNA VENTANA


Qué pena
que no llegue el poema
y que el jardín de rosas entreveradas
no esté allí

Qué pena que no haya sido una desazón
y que uno no pueda inventar nada
sino una silla y una aventura
mirando a lo imposible

Rasgaduras, lentitudes, aplazamientos
cuánta soledad
sólo un canto, un aria
lenta

Qué pena
Haber perdido a los hijos, a los hombres
A los caballos
A las libélulas.

Julio, 1991





EL CIRCO ROTO

-Toda vida es un drama
Rafael Cadenas (en una conversación)



He muerto
he trascendido la muerte
he trascendido la vida
más allá de mí no queda nada
sólo rastrojos
penas

La fiesta se ha apagado
las luces del teatro ya no existen
estoy en la nada
del circo no queda sino un traje raído
cansado
descolorido.

Julio, 1991



El circo roto, Monte Ávila Editores, 1996: de reciente aparición en Buenos Aires

No hay comentarios. :

Publicar un comentario