12 mar. 2007

De la gramatología

El instrumentalismo, cuya dependencia metafísica, no podría exagerarse, inspira también muchas veces la definición lingüística de la esencia del lenguaje, asimilado a una función y, lo que es más grave, a una función exterior a su contenido o a su agente. Es lo que impulsa, siempre, el concepto de útil. Así, A. Martinet toma a su cargo y desarrolla ampliamente la definición del lenguaje como "instrumento", "útil", etc., mientras que la naturaleza "metafórica" de esta definición, reconocida por el autor, hubiera tenido que hacerla problemática y renovar la pregunta sobre el sentido de la instrumentalidad, sobre el sentido del funcionamiento y sobre el funcionamiento del sentido.

Jacques Derrida, De la gramatología, p.109

Es [la matemática] una lengua especial que no tiene ningún vínculo con el lenguaje, es una especie de lengua universal, vale decir que mediante las matemáticas comprobamos que el lenguaje —me vengo de los lingüistas— es incapaz de explicar ciertas formas del pensamiento moderno. Y en ese preciso instante, la escritura, que ha sido tan negada, toma el lugar del lenguaje después de haber sido su esclava.

J. Février — citado en De la Gramatología, p.110

Aporte de Daniel Mourelle